12 Dec 2013
December 12, 2013

Ironman Cozumel 2013

0 Comment

ironman_cozumel

Este año decidí repetir el Ironman de Cozumel, por una parte para hacer otro evento y por otra que existía el rumor que iba a ser el último año de este evento, así que dije adelante, vamos a conquistar otra vez la isla (ya la había conquistado en el 2010).

Para este evento me sentía mucho más preparado que para Lake Tahoe e incluso me sentía más fuerte, algo que sí puedo dar crédito es el hecho de entrar con Cannibal, vaya que son rápidos! Y eso ayudó mucho a incrementar mi nivel, así mismo desde mi cambio de residencia a Guadalajara ayudo, puesto que hay mucha mayor cantidad de rutas que han hecho que mis piernas reacciones a circunstancias distintas, mi cuerpo ya estaba demasiado acostumbrado al “Giro de Cuerna” y con tanto cambio me sentía mayormente preparado y listo.

En el 2010 me hospedé en una posada / bed&breakfast que me gustó, está muy cerca de la terminal del ferry y está en el centro, a unos 10 minutos de la meta de la competencia, y decidí hacer lo mismo este año, existen dos maneras de llegar a la isla, una es la “clásica” y otra “volando”, la clásica es llegar al aeropuerto de Cancún, para después tomar el camión ADO a playa del Carmen (el cual tiene un costo de $120.00 pesos más la bici que te la cobran como niño que son $65.00) o si van varios pueden tomar una van que les cobra $1,250.00, este trayecto toma alrededor de una hora, posteriormente es tomar el ferry a la isla, que generalmente salen cada hora debido al evento hasta las 10:00 PM (este tiene un costo de $156.00, no compren el regreso se los recomiendo), este trayecto toma entre 30 y 40 minutos. Ahora la mejor opción es tomar un vuelo vía MayaAir (https://www.mayair.com.mx/) el cual hace como 20 minutos al aeropuerto de Cozumel y tiene un costo de $555.00 más impuestos ya con la bici por trayecto, lo malo es que es limitado el espacio así como los horarios, pero a definitiva es la mejor opción, yo no la he tomado pero lo que lo han hecho dicen que es una maravilla.

Desde días anteriores se estaba pronosticando buen día para la competencia, pero entre pronósticos y la realidad es otra, y la verdad ya no confío en nada de ellos (recuerdan la experiencia de Lake Tahoe), algunos amigos estaban desde días anteriores en la isla y todos decía que el aire estaba muy muy fuerte pero que cada día iba disminuyendo, así que la esperanzas para buen día eran optimistas, incluso jueves, viernes y sábado se tuvo que cancelar las pruebas de natación por las fuertes corrientes, esto era decisión del puerto marítimo no por “Ironman” (mejor dicho asdeporte) y existían los rumores que se podría llegar a cancelar la etapa de la natación (cosa que a nadie le agrada y más que si lo cancelan ya no es clasificatorio para Kona) pero se tomó la decisión de recortar la natación un día antes de la competencia de 3.8km a 3.1km nadando a favor de la corriente, para muchos buena noticia (sobre todo a quien no se le da la natación) y para otros fue cosa de burla, ya saben la gente de que todo se queja (se los juro que no fui una de ellas!).

El día de la competencia fue un día que no nos podemos quejar, bueno con excepción de la carrera que si cayó algo de lluvia, al llegar al parque Chankanaab (que de ahí salimos de la bici) deje todas mis cosas de nutrición e hidratación para la bici y de ahí teníamos que tomar un autobús que nos llevase al hotel Presidente Intercontinental, donde era la nueva salida de la natación, que no fue tan fenomenal como salir de Chankanaab, eso de ver el show de los delfines es increíble, pero ni modo, al menos no la cancelaron, en verdad esta es la mejor natación de todos los Ironman que he hecho hasta el momento, el agua cristalina llena de vida marítima, el ir nadando y ver todos los peces o hasta un cardumen es increíble, y nadar en favor a la corriente se siente como si uno fuera profesional, hasta si esfuerzo llegas a la meta de esta etapa, lo único que me sacaba de onda era pasarme la salida para llegar a Chankanaab, pero no fue así, la natación la hice en 43:25.

La transición de la natación a la bici la sentí algo larga, también no ayudo el lugar que me toco dejar la bici, como FYI los número en México se dan con el orden que te vayas inscribiendo, no es como otros ironman que dependiendo la categoría es el número que te toca. Estaba más que listo para la bici, era para que más le traía ganas, mi meta era mantener los 35 km/h.

Empezando la bici me sentí bastante fuerte, y más que nada motivado, era la primera vez que marcaba toda mi nutrición por tiempo, y vaya que dio resultado, cada ironman aprendes y mejoras, y de este ironman saque varias conclusiones, pero eso lo dejo para más tarde, los primeros 20 km fueron con el viento a favor, y estos hay que usarlos de manera inteligente, tampoco hay que vaciarse, después de ir a buen paso se puso la cosa buena, justo al tocar la costa el viento estaba que no la creía, había momentos que me decía a mí mismo, vamos ya lo has hecho está tranquilo el viento, pero cuando de verdad soplaba el viento se me revolvía la cabeza, la primera vuelta estuvo algo tranquilo pero lo que fue la segunda y la tercera no le veía fin, para mí lo más pesado sin duda fueron los últimos 15 km, eso que ves en el garmin que llevas 165 km, uno mismo dice ya terminé pero a su vez se me hicieron eternos, y cuando entras al pueblo piensas que ya llegaste pero aún faltan algunas vueltas medio extrañas, eso se me hico infinito!! Ya no sabía ni que pensar más que en seguir adelante. Y después de batallar un poco con mi cabeza llegué a la segunda transición, y me baje extasiado de la felicidad, rompí mi record personal en la bici, ejecuté mi plan a la perfección los 180 km en 5:09 promediando 35 km/hr, aunque la ruta fue de 181.6 km en un tiempo de 5:11, es la primera vez que me sale como planeo las cosas!!!

Ahora si viene lo bueno, aquí es en donde se hace el ironman, en esos momentos me sentía listo y con mi plan en mente, la idea era no pasar de los 5 min por kilómetro para hacer un maratón en 3:30, saliendo de correr me sentía con buen paso, no sentía el calor y lo mejor es que no me baje con el hambre que en otros eventos he llegado a sentir, así que todo iba bien pero por ahí del kilómetro 9 u 10 me dio un bajón tremendo, me sentía tremendamente cansado, solo pensaba en terminar e irme a dormir, nunca había sentido eso, en ese momento me di cuenta que me gaste en la bici y no tenía las piernas para correr un 3:30, así que a partir de ese momento corrí-caminé hasta la meta, solo pensaba en terminar, y así mismo estaba como loco buscando a Laura y ni sus luces, hasta hubo un momento que me enoje, pero no fue hasta el km 18 cuando los vi, y eso me lleno unos kilómetros de energía, eso era lo que necesitaba, pero por ahí del km 26 se acabó, pero me dije a mi mismo vamos ya falta poco, pero no fue hasta el km 35 que sentí el impulso y en parte desesperación de terminar, así que apreté el paso y por fin la meta cerca, y sin más terminé, hice el maratón en 4:21, terminando el ironman en 10:24:53.

Al terminar lo único que pensaba era en comer, acostarme y que ya terminara ese día, ya despúes de que me relaje y comí un poco, me salí para poder recoger mi bici y mis cosas para así cambiarme, que por cierto cayó un aguacero durante el maratón que no me moje me empapé, lo mejor de terminar es sin duda ver a tus seres queridos, pero más fue ver a Laura, ella fue lo único que nunca salió de mi cabeza, ella es mi gran motivación para terminar.

Así mismo es el primer evento que lo hago como equipo, un Cannibal más en la gran bola de locos que hacemos deporte de alto rendimiento y como diría el coach Toro: “A topeeee!!”. Y sin duda fue algo que también se me quedo muy grabado durante el evento, y ya quiero que sea el ironman 70.3 de Monterrey, eso sí que va a ser “a topeee!!!”

No era mi meta, la idea era hacer 9:59, pero ahora sí que aprendí mucho en este ironman, tanto bueno como malo, siempre hay que tomar los eventos como experiencias para mejorar, nunca hay que verlos como fracasos. Lo que aprendí fue:

  • Siempre hay que tener un plan en mente, este te puede servir para sacarte adelante.
  • Me sirvió mucho tener un plan de nutrición, pero más haber marcado cada gel/barra con tiempos, así me presionaba a comer.
  • Tengo que aprender o más bien entrenar con las piernas cansadas después de la bici.
  • Me tengo que presionar un poco más en el maratón para dar los tiempos.
  • Así como comí en la bici debo comer durante el maratón.

Este ironman para mí es un buen evento y nunca sabes que esperar de él, sobre todo que es una isla en la cual todo puede pasar, en resumidas cuentas de lo bueno y lo malo del evento:

Lo bueno:

lo que sí puedo reconocer que del 2010 al 2013 fue un mundo de diferencia en el evento, ahora está hecho para atraer a más gente de otros países y que se sientan familiarizados con otros eventos ironman, como lo fue la expo, no lo creí hasta que vi la expo oficial de ironman, tanto los uniformes, las ánforas, y toda demás mercancía original y de ironman, así mismo como ver las carpas a la estilo gringa, eso la verdad está muy bien del evento, la cena ahora sí estuvo decente y muy comestible, durante el evento nunca hizo falta agua, electrolitos y comida, la ánfora era de marca Specialized, no como la porquería del 2010, es más hasta me la quede, la ruta es preciosa, pero nada como la natación, es la mejor de todos los ironman que he hecho hasta el momento, el ir nadando con los cardúmenes no tiene precio, y la bici para mi es preciosa, si es un poco tedioso las tres vueltas pero lo vale, el maratón se me hace rápido, lo único que a mi hace que se sienta rara la pisada es el piso que tiene forma de gaviotas (sé que no se puede hacer pero no me gusta correr ahí).

Lo malo:

La falta de audio de la presentación, la falta de postres o algo dulce en la comida, una gran falla al no tener autobuses para la ceremonia de premiación, que la meta está muy alta y no pude llegar (mi tradición de tocar la meta), que no den gorra de finisher, eso si se me hace de los más bajo, y que solo te den una toalla de Ford, que esa es más que patrocinada, desgraciadamente todavía se ve que se roban lana, lo mismo con el vil morral que te dan, tenemos una gran lugar en México, envidia de muchos países, hagan que regresen más no que se olviden!!